De la creadora de «Sin Slow no hay Paraíso»

ahora llega…

VÍVETE AMIGA ¡vívete!

Estarás conmigo en afirmar que el ritmo loco del día a día nos desborda, nos satura. Queremos hacerlo todo y acabamos perdiendo el foco, el norte y la cabeza.

Así era yo hace pocos años.

Y en mi iluso mundo de fantasía me llevé a mi familia a vivir a un pueblo: “Tendremos menos estrés y seremos más felices”.

MADREDELAMORHERMOSO ¡Qué equivocada estaba!
Porque en la búsqueda de una vida más calmada nada tiene que ver dónde vives o a qué te dedicas. Dejé la ciudad y me planté en el campo, y nunca tuve más estrés que allí. Durante 3 años no salía de mi rueda de hámster, haciéndome más y más preguntas. ¿Dónde leches estaba el slow?

Y hoy te digo Amiga, que el Slow no es de pueblo ni de ciudad, no entiende de profesiones, sino que es una decisión que has de tomar. El Slow está en ti.

VÍVETE Amiga, rodeándote de las personas que te hacen vibrar y de las cosas que te hacen sentir bien. Tú eres hogar.

En mi búsqueda del equilibrio entre la chispa de ser una multiapasionada con multitareas autoasignadas y conseguir no entrar en la rueda de hámster debo decir que la naturaleza me ha salvado de más de un caos vital. En mi casa o mi trabajo me he acompañado de plantas y elementos naturales que me han hecho enraizar de nuevo a lo que somos, a la parte más salvaje que hay en mí. Somos naturaleza y en ella encontramos el equilibrio.

Quédate por aquí y compartiremos ese subidón verde tan necesario, muchas veces olvidado, sobretodo si vives en ciudad. Porque hacer las cosas acompañada es más fácil y sobretodo más divertido.

De la creadora de Sin Slow no hay Paraíso

ahora llega…

VÍVETE AMIGA ¡vívete!

Estarás conmigo en afirmar que el ritmo loco del día a día nos desborda, nos satura. Queremos hacerlo todo y acabamos perdiendo el foco, el norte y la cabeza.

Así era yo hace pocos años.

Y en mi iluso mundo de fantasía me llevé a mi familia a vivir a un pueblo: “Tendremos menos estrés y seremos más felices”.

MADREDELAMORHERMOSO ¡Qué equivocada estaba!
Porque en la búsqueda de una vida más calmada nada tiene que ver dónde vives o a qué te dedicas. Dejé la ciudad y me planté en el campo, y nunca tuve más estrés que allí. Durante 3 años no salía de mi rueda de hámster, haciéndome más y más preguntas. ¿Dónde leches estaba el slow?

Y hoy te digo Amiga, que el Slow no es de pueblo ni de ciudad, no entiende de profesiones, sino que es una decisión que has de tomar. El Slow está en ti.

VÍVETE Amiga, rodeándote de las personas que te hacen vibrar y de las cosas que te hacen sentir bien. Tú eres hogar.

En mi búsqueda del equilibrio entre la chispa de ser una multiapasionada con multitareas autoasignadas y conseguir no entrar en la rueda de hámster debo decir que la naturaleza me ha salvado de más de un caos vital. En mi casa o mi trabajo me he acompañado de plantas y elementos naturales que me han hecho enraizar de nuevo a lo que somos, a la parte más salvaje que hay en mí. Somos naturaleza y en ella encontramos el equilibrio.

Quédate por aquí y compartiremos ese subidón verde tan necesario, muchas veces olvidado, sobretodo si vives en ciudad. Porque hacer las cosas acompañada es más fácil y sobretodo más divertido.

Me llamo Eva

Y soy una abanderada de los momentos slow.

De mi madre he heredado el amor por las plantas. Desde pequeña observaba cómo las cuidaba, tenía muchas y se le hacían muy grandes. Se notaba con qué mimo les daba su lugar en nuestro hogar.

De mi padre heredé la vena decorativa. Fue interiorista desde joven, y era una persona muy creativa. También recuerdo que era el centro de las fiestas. Cuando se sentía a gusto hacía el payasete. Esto también me lo ha dejado en herencia. Con los años he perdido la vergüenza y me he vuelto disfrutona.

Y de este cóctel genético y con algún ingrediente de cosecha propia, nace Slow and Home, mi marca de #PlantasparaSerFeliz y algo de Deco para momentos Slow. Cosas bonitas y seleccionadas por mí para que cuando las tengas cerca te recuerden: “¡Eps Amiga! Para un rato y sal de la rueda de hámster”. Y no tendrás más remedio que hacerlo, porque el slow que llevas dentro te necesita y tú lo necesitas a él.

Me llamo Eva, y soy una abanderada de los momentos slow.

De mi madre he heredado el amor por las plantas. Desde pequeña observaba cómo las cuidaba, tenía muchas y se le hacían muy grandes. Se notaba con qué mimo les daba su lugar en nuestro hogar.
De mi padre heredé la vena decorativa. Fue interiorista desde joven, y era una persona muy creativa. También recuerdo que era el centro de las fiestas. Cuando se sentía a gusto hacía el payasete. Esto también me lo ha dejado en herencia. Con los años he perdido la vergüenza y me he vuelto disfrutona.

Y de este cóctel genético y con algún ingrediente de cosecha propia, nace Slow and Home, mi marca de #PlantasparaSerFeliz y algo de Deco para momentos Slow. Cosas bonitas y seleccionadas por mí para que cuando las tengas cerca te recuerden: “¡Eps Amiga! Para un rato y sal de la rueda de hámster”. Y no tendrás más remedio que hacerlo, porque el slow que llevas dentro te necesita y tú lo necesitas a él.

Estos son mis valores

Amo el planeta en el que vivo y le doy las gracias por ser tan increíblemente flipante. ¿O acaso no es de alucinar la biodiversidad de flora y fauna con la que compartimos este mundo? BRUTAL.

icons reciclaje-02

100% PLASTIC FREE

Y para ser coherente con todo esto, mi marca Slow and Home tiene que tener unos valores inamovibles. Y para ello hay que tomar decisiones. Una de ellas es conseguir ser 100% PLASTIC FREE en todos los envíos que os lleguen a casa.

icons reciclaje-01

100% RECICLABLES Y SOSTENIBLES.

Y tanto en la tienda física como en el almacén se reciclarán todos los materiales posibles. Y también tendremos packaging sostenibles, 100% reciclables y libres de plásticos.

Ya sabes un poco más de qué va esto
y me encantaría que te quedaras por aquí.

Hagamos juntas el camino hacia el lado Slow.
La rueda, para el hámster. Nosotras estamos aquí para disfrutar de los pequeños grandes momentos.

¡Sácalo Amiga, sácalo!

Valores

Amo el planeta en el que vivo y le doy las gracias por ser tan increíblemente flipante. ¿O acaso no es de alucinar la biodiversidad de flora y fauna con la que compartimos este mundo? BRUTAL.

Y para ser coherente con todo esto, mi marca Slow and Home tiene que tener unos valores inamovibles. Y para ello hay que tomar decisiones. Una de ellas es conseguir ser 100% PLASTIC FREE en todos los envíos que os lleguen a casa. Y tanto en la tienda física como en el almacén se reciclarán todos los materiales posibles. Y también tendremos packaging sostenibles, 100% reciclables y libres de plásticos.

Ya sabes un poco más de qué va esto y me encantaría que te quedaras por aquí.
Hagamos juntas el camino hacia el lado Slow.
La rueda, para el hámster. Nosotras estamos aquí para disfrutar de los pequeños grandes momentos.
¡Sácalo Amiga, sácalo!